Tres misiones para recordar

Tres misiones para recordar


Bosque, desierto, cavernas, ríos… la biodiversidad de Jalpan, Querétaro, pueblo enclavado en la Sierra Gorda, es rica y variada. Todo lo puedes hacer en este “Lugar sobre la arena” (su significado en lengua náhuatl), pero sin duda, las misiones franciscanas que ahí se asentaron merecen mención especial, tan así que fueron nombradas Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Mestizaje arquitectónico

No importa si no eres un devoto católico, en Nuestra Señora del Valle de la Luz de Tancoyol apreciarás la construcción típica europea con toques indígenas, apreciarás la fachada más elaborada de las cinco misiones que se encuentran en el poblado, con la temática de la misericordia.

Céntrica y apostólica

La Misión de Santiago de Jalpan se encuentra en el mero centro del pueblo y está dedicada al apóstol que lleva el mismo nombre. ¿Qué qué tiene de impresionante? Sin dudarlo, diría que la cúpula principal. Tal vez por fuera no tenga nada de especial, pero una vez dentro, voltear a ver hacia el cielo y observar los detalles decorativos, te hace viajar a mediados de 1700, época en la que fue construida.

Como bajada del cielo

Dedicada al Arcángel Miguel, la Misión que lleva su nombre es la más pequeña, pero no por eso menos admirable. Actualmente funge como seminario y tiene detalles que recuerdan la cosmovisión de los indígenas unida con el catolicismo, como los conejos con uvas o lo ángeles con rasgos olmecas.

Jalpan Centro

 

 

 

Categorías