Sólo para fundidos

Sólo para fundidos


Una cosa es viajar por placer y otra por negocios: juntas, eventos, comidas ejecutivas y demás situaciones del mundo Godín nos dejan por poco tiempo para hacer turismo. En esta ocasión me hospedé en el Hotel Fiesta Americana que se encuentra frente a la Plaza Hidalgo, y es una gran opción porque a tiro de piedra se encuentra la Macroplaza, un lugar que está a gusto para caminar y disfrutar una tarde después de pasar encerrado horas en una sala de juntas; pero si eres de los que no conocen el Parque Fundidora, vale la pena que vayas.

Faro de Comercio

Detalle del Faro de Comercio ubicado en la Macroplaza

En esta ocasión es mejor que tomes el metro y no te canses de más caminando el traslado. Cerca de la Macroplaza está la estación Zaragoza del metro, súbete y en la estación Cuauhtémoc transborda a la línea 1; tres estaciones más adelante llegarás a tu destino: La Compañía Fundidora de Fierro y Acero de Monterrey, que se fundó en 1900 esta siderúrgica que fue considerada la primera en América Latina; pero en 1986 se declaró en quiebra y el presidente Miguel de la Madrid decidió ceder los terrenos al Gobierno del Estado de Nuevo León para la creación de un parque ecológico. A partir de esta fecha, el Parque Fundidora ha estado en transformación constante hasta nuestros días, que es considerado un centro neurálgico para la sociedad regiomontana.

Mega Rueda

La Mega Rueda es itinerante. Conócela antes de que se vaya

 

Una vez aquí no hay reglas: si tienes ganas de darte un rol por sus veredas, es un paseo que no tiene comparación; pero si ya estás “fundido”, puedes subirte a la Mega Rueda, que te dará una vista impresionante del parque y del Cerro de la Silla; o bien visitar el Horno 3, que ha sido reconocido como patrimonio mundial por la World Monuments Fund, honor que por primera vez recibió un lugar de origen industrial. Si este paseo de dejó frito es momento de regresar a tu hotel, planchar tu camisa y descansar para tus juntitis del día siguiente. ¡Suertudo!

Categorías