San Blas, mucho más que un muelle

San Blas, mucho más que un muelle


Este puerto de Nayarit se ha hecho muy famosos gracias a su muelle, su gastronomía y a las espléndidas puestas de sol para contemplarse a sí mismo. Sin embargo, también es aventura y celebración por la vida y la naturaleza.

Es exploración entre manglares

Una vez en San Blas tienes que visitar La Tovara, un estanque natural con paseos en lancha entre vegetación espesa y frondosa. En estas excursiones la luz del sol que se cuela entre los manglares y helechos gigantes produce paisajes asombrosos que se van acentuando con el avance de la lancha. Puedes observar jaguares, ocelotes, tortugas y cocodrilos.

Es observación de aves

En los alrededores abundan los lugares para contemplar un sinnúmero de especies de aves. En La Tovara puedes contemplar garzas y flamencos. En el Parque Nacional Isla Isabel te asombras con las tijeretas, los pájaros bobo y los pericotes. También hay otros sitios impresionantes como La Bajada y La Manzanilla.

Es buceo entre corales

A 14 kilómetros de San Blas se encuentra la playa Los Cocos con sus espectaculares paisajes submarinos y lugareños que realizan expediciones. Sus aguas tranquilas permiten una inmersión tranquila, ideal para bucear hacia los corales y dejarse sorprender por la presencia de varias especies de peces, como el pez vela, el dorado, el pargo y el atún de aleta amarilla.

Es pesca deportiva

Si lo tuyo es aprovechar la visita al mar para practicar tus habilidades de pesca, a 20 kilómetros de San Blas se encuentra la playa Miramar, en donde podrás abordar una lancha en busca de marlín y pez vela. ¡Mucho éxito!