¿Por qué en Costa Esmeralda la vida es más sabrosa?

¿Por qué en Costa Esmeralda la vida es más sabrosa?


Esta franja de 50 kilómetros de playa en Veracruz está llena de actividades para hacer vibrar hasta al turista más exigente.

La Costa Esmeralda se encuentra entre Nautla y Tecolutla, Veracruz. Una vez que haces base en algún hotel, te sobran razones para amar este lugar.

  1. Las playas. Toda la Costa está llena de parajes increíbles, como Casitas, en donde puedes mirar el oleaje tranquilo desde una palapa y dejarte seducir por una cerveza.
  1. Los paseos en lancha. No vas a la Costa sólo a descansar, hay que sentir la adrenalina de treparse a la lancha y conocer el mar a profundidad.
  1. La pesca deportiva. Prepara la caña de pescar. A mediados de marzo puedes competir en el Torneo de Pesca de Róbalo en los esteros del río Tecolutla.
  1. La tablaestela. Hay varios negocios que ofrecen esta aventura. Tómala sin pensarlo, siente el viento en el rostro y déjate arrastrar por una lancha encima de una tabla.
  1. El buceo. Renta tu equipo y por lo que más quieras, ¡no aguantes la respiración! Te va a fascinar la experiencia de sumergirte en el Golfo de México.
  1. Los rápidos. Haz todo lo posible por subirte a una canoa en el Río Filobobos y poner a prueba tu habilidad con los remos entre rápidos y cascadas. Impresionante.
  1. Las tortugas. Tienes que visitar el campamento tortuguero “Vida Milenaria”, poner manos en la arena y ayudar a volver al mar a las pequeñas tortugas.
  1. La reserva ecológica. Puedes caminar dentro del Parque Estatal Ciénega del Fuerte, en medio de la nada, acompañado por pura naturaleza, aire fresco y los sonidos de los animales.
  1. La selva. En todas estas actividades tienes a la selva como escenario. En los paseos te vas a asombrar por la flora y la fauna, eso sí, menos con los mosquitos.
  1. El huachinango fresco. Para tener siempre energía y enamorar a tu paladar, en cualquiera de las playas puedes comer pescado fresco, ostiones y camarones.