Paisaje azul

Paisaje azul


Tequila, Jalisco, es un pueblo mágico donde se puede hacer mucho más que beber. Tequila es para disfrutar. La única cruda que te tendrás será de pura felicidad.

Expreso de medio día

La mejor forma de llegar a Tequila es el tren José Cuervo Express, que sale de la estación de ferrocarriles de Guadalajara y tiene una duración de dos horas. Tal vez no sea muy económico (950 a 1800 pesos), pero la experiencia lo amerita, pues disfrutas el paisaje azul de los agaves, el cual es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Además incluye bocadillos y bebidas típicas de la región en un ambiente totalmente relajado.

TequilaTren

La bebida de México

Claro, si vas a Tequila tienes que visitar las casas productoras. Hay muchísimas y es difícil decidir cuáles recorrer. Te recomendamos comenzar por La Rojeña, la destilería más antigua de toda América Latina. Aquí podrás conocer el proceso de esta bebida, además de degustarla. De ahí te pasas a Casa Sauza, que también tiene recorridos. Recuerda que todas las casas tienen degustaciones, así que cuida cuánto bebes para que puedas conocer las más posibles.

TequilaHorno

Historia a pasos

Llegó el momento de disfrutar de las calles y los paisajes históricos del pueblo. El Palacio Municipal y el Templo de la Purísima son sólo algunos de  los edificios más emblemáticos. Sin mencionar el Museo Nacional del Tequila, donde te adentras a la historia de la producción de una de las bebidas más antiguas del país.

TequilaMuseo

 

Categorías