Naturaleza norteña

Naturaleza norteña


Aunque el sur de México se asocia con la vegetación y el norte con la aridez, Santiago es el claro ejemplo de la diversidad que existe en esta zona del país, pues nada le pide a otros pueblos mágicos. Ubicado entre la Sierra Madre y el Cerro de la Silla, en esta ciudad se respira aire puro.

 

El elemento de la vida

Disfruto de las caminatas por las pequeñas calles de los pueblos, pero no hay nada como encontrarte en un medio 100 por ciento natural, y Santiago lo tiene de sobra. Recorrer los senderos que llevan a la cascada Cola de Caballo o sus ríos subterráneos es adentrarte en el origen de la Tierra. Para terminar en la Presa de la Boca, donde se funde lo natural con lo artificialmente creado.

 

No dejes de ir a la Cueva de la Boca, donde habitan más de 5 millones de seis especies de murciélagos, que comienzan a salir poco antes del atardecer. Un impresionante show natural.

Turismo de extremo

De vez en cuando no hace daño hacer un poco de ejercicio en vacaciones y practicando rapel quise descargar todas mis energías de la forma más positiva. Mientras escuchaba el agua caer de las cascadas, sonido que se mezcla con el canto de las aves, di todo de mí para subir a la cima. Cuando lo logras, sientes que algo dentro de ti cambió. Para bien, por supuesto.

 

Recargar energía

Al final de la aventura no quedó más que darme un banquete de reyes. Ir al pueblo y elegir, casi con ojos cerrados, un restaurante para degustar sus platillos típicos. Claro, el cabrito asado al carbón no debe faltar y me sobró un poco de espacio para unos frijoles “veneno”. ¡Lista para otro día de aventuras!

Cascada-Cola-de-Caballo

Categorías