La historia negra de Hidalgo del Parral

La historia negra de Hidalgo del Parral


Parral, como es más conocida esta ciudad, tiene su auge económico durante la Época Colonial gracias a la Mina la Prieta, que estuvo abierta durante 345 años y por la cual Felipe IV declara a la ciudad como “La capital del mundo de la plata”.

Sin embargo, si bien todo periodo histórico me encanta, el hecho que más llama mi atención de Parral es que aquí, en esta pequeña ciudad de Chihuahua, es en donde muere Francisco Villa. Mucho sabemos de este revolucionario: que realmente se llamaba José Doroteo Arango, que era comandante de la División del Norte, que era mujeriego (los números más nobles hablan de 23 esposas, pero hay quien dice que tuvo 75) y que incluso tuvo una etapa de bandido; pero, como luego sucede con personajes famosos, a veces no tenemos tan claro a dónde van a morir.

Pero bueno, para quienes desconocen el dato en el caso de Pancho fue a Parral. Así es: el Centauro del Norte fue emboscado mientras manejaba su auto Dodge frente a lo que ahora es el Museo Francisco Villa. No sólo eso, sino que sus restos fueron expuestos para que los curiosos constataran que, en efecto, el revolucionario había muerto. Ahora podrás entrar al museo y ver objetos originales de la época, incluyendo la cama en donde colocaron al cadáver. Y si te queda duda sobre cómo sucedieron los hechos, procura ir en el aniversario de su muerte, el 20 de julio, ya que se lleva a cabo una recreación de su asesinato.

Parral Museo Villa

¿Quieres ver el auto que manejaba Pancho Villa cuando lo asesinaron? Para eso tendrás que ir a Chihuahua al Museo Histórico de la Revolución Mexicana.

 

Categorías