El ABC para disfrutar del cobre

El ABC para disfrutar del cobre


El cobre deslumbra con sus destellos naranjas. Mis primeros pasos me llevaron a la plaza principal. Eran las 9 de la mañana y el sol brindó sus primeros rayos al techo del quiosco, el cual está hecho con el metal que le da nombre al pueblo, que en otros tiempos la minería sustentaba su economía.

A de artesanos

En su mayoría, los pobladores viven de las artesanías hechas con cobre. Nunca había visto cómo se elaboran este tipo de objetos y era mi oportunidad. Visité la Casa del Artesano, una escuela donde enseñan el oficio a niños y jóvenes, además de uno de los talleres, donde se puede apreciar el martillado tradicional que le da forma al cobre recién sacado del horno.

B de belleza natural

Aunque es un pueblo, no le faltan lugares al aire libre donde realizar actividades como pesca, kayak, tirolesa o paseo en lancha. El lago Zirahuén no se raja. Tomé un paseo en lancha para disfrutar de cerca sus aguas turquesas, y después internarme en el bosque para realizar una caminata. Recomendado sólo para temerarios, pues sus puentes colgantes ponen a temblar a más de uno.

C de comida

Como siempre, un viaje no está completo si no se disfruta de los platillos tradicionales del lugar, y Santa Clara también tiene lo suyo. Las enchiladas placeras son típicas del pueblo, y me las terminé como si no hubiera mañana. Además no podía salir de Michoacán si comer sus famosas carnitas, es cierto lo que dicen, ¡son las más sabrosas de México!

Curiosidades

Un pueblo de cobre sin cobre

Aunque en el pasado fue un asentamiento minero, lo cierto es que ya no existen minas en la región. Entonces, ¿de dónde sacan el cobre? Los habitantes de Santa Clara son muy  creativos y eso no los detendría, así que reciclan esta materia prima de cables, tubos de plomería, entre otros objetos que lo contienen.

Categorías