Ahí nos vemos cocodrilo, en Tecomán

Ahí nos vemos cocodrilo, en Tecomán


En Tecomán, Colima, puedes cumplir ese gran sueño de pasear entre cocodrilos. Ok, quizá no sea un sueño muy popular, pero te prometo que la experiencia es cautivadora, un poco extrema, pero cautivadora.

Primero que nada debes dejar que tu espíritu de explorador se apodere de ti y llegar a Tecomán con todo el ánimo de caminar entre manglares y vegetación espesa. Ya que a 8 kilómetros de la ciudad se encuentra la laguna La Colorada, que cuenta con paseos para admirar la fauna local y, por supuesto, para ver a los cocodrilos nadar a sus anchas o en cautiverio.

Una vez ahí, tú eres tu propio guía. Te sugiero caminar a orillas de la laguna para escuchar y apreciar la fauna y la flora. En este camino seguramente te encontrarás con alguna cría de cocodrilo que, a una distancia prudente, puedes contemplar con detenimiento y admirar su misteriosa belleza en completo silencio. Una experiencia de vida que sólo podría verse marcada si no llevas repelente de mosquitos.

Pero Tecomán es mucho más

Aprovecha que andas por el rumbo para conocer el estero El Chupadero. Aquí puedes subirte a una lancha y pasear entre el vuelo de aves locales y manglares. También puedes practicar el campismo y liberar a tortugas marinas en el campamento tortuguero El Chupadero.

Otra opción es internarte en la naturaleza como los grandes para conocer la laguna Alcuzahue, a 500 metros de La Colorada, para pescar tu propia comida, bagre, tilapia o robalo.