4 cosas que ocurren cuando visitas Miacatlán

4 cosas que ocurren cuando visitas Miacatlán


Un fin de semana en Miacatlán, te garantiza emociones muy introspectivas pero también intensas, ideal para que todos los miembros de la familia la pasen de fábula. Desde conectarte con culturas del pasado hasta recrear una escena de guerra con balas de pintura. Todo en cinco kilómetros a la redonda y bajo el sol y el excelente clima de Morelos.

1. Encuentras la paz en la pesca

En esta zona se encuentran dos lagunas tan tranquilas que pasar el día entero en una lancha no es una idea descabellada: Coatetelco y Del Rodeo. Si estar rodeado de agua no es suficiente para olvidarte del mundo, puedes practicar la pesca deportiva de loba marina, mojarra y bagre.

2. Descubres el pasado prehispánico

Muy cerca de aquí se encuentra la zona arqueológica de Xochicalco, un conjunto arquitectónico que conecta a las culturas teotihuacana y maya, en donde podrás apreciar sus pirámides, su Plaza Central, sus Juegos de Pelota y su observatorio. Desde aquí el horizonte ofrece un paisaje increíble. Después de pescar también puedes visitar la zona arqueológica de Coatetelco.

3. Vives el vértigo

No puedes irte de Miacatlán sin disfrutar de las bondades de Beraka, un centro de atracciones en donde puedes practicar el gotcha, aventarte del paracaídas, tirarte del bungee. Hay varias actividades para que te sientas Indiana Jones y descargues toda la adrenalina posible.

4. Ya quieres volver 

Sin duda, lo que siempre ocurre cuando vienes a Miacatlán es que quieres volver cuanto antes.

MiacatlanXochicalco